COMUNICADOS

1/12/2016

Disculpe, Odebrecht se equivocó

+A -A
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Odebrecht reconoce que participó en prácticas impropias en su actividad empresarial.

No importa si cedimos a presiones externas. Tampoco importa si hay vicios que deben ser combatidos o corregidos en las relaciones entre empresas privadas y el sector público.

Lo que más importa es que reconocemos nuestra participación, fuimos conniventes con dichas prácticas y no las combatimos como deberíamos.

Fue un gran error, una violación de nuestros propios principios, una agresión a valores consagrados de honestidad y ética.

No admitiremos que se repita.

Por eso, Odebrecht pide disculpas, inclusive por no haber tomado antes esta iniciativa.

Con la capacidad de gestión y entrega de Odebrecht, reconocida por los clientes, la competencia y el compromiso de nuestros profesionales y la calidad de nuestros productos y servicios definitivamente no necesitábamos haber cometido esos desvíos.

Odebrecht aprendió muchas lecciones de sus errores. Y está evolucionando.

Estamos comprometidos por convicción a pasar esta página.

Compromiso con el futuro

El Compromiso Odebrecht para una actuación Ética, Íntegra y Transparente ya está en vigencia y se practicará de forma natural, con convicción, de modo responsable y sin restricciones en todas las empresas de Odebrecht sin excepciones ni flexibilizaciones.

No seremos complacientes.

Este Compromiso es una demostración de nuestra determinación de cambio:

La sociedad quiere elevar la calidad de las relaciones entre el poder público y las empresas privadas.

Queremos participar en esta acción junto a otros sectores y cambiar las prácticas hasta entonces vigentes en la relación público-privada, que son de conocimiento general. Apoyamos a quienes defienden cambios estructurales que lleven a gobiernos y empresas a seguir rigurosamente estándares éticos y democráticos.

Es nuestro Compromiso con el futuro.

Es el camino que elegimos para volver a merecer su confianza.